Averías comunes en una moto parada

Aquellas personas que dejan su moto en el garaje durante mucho tiempo deben tener en cuenta que estos vehículos requieren cierto mantenimiento para evitar que con el tiempo acaben averiándose partes como el motor, los neumáticos, etc. En estos casos... ¿cuáles son las piezas que suelen averiarse con más frecuencia?

Partes de la moto que se averían por inmovilización

Que la moto esté guardada en el garaje está bien, pero no puede caer en el olvido. Por eso es recomendable ponerla en marcha de vez en cuando para que sus componentes se usen y no se estropeen.

Si hablamos de un motor de cuatro tiempos que no se mueve nunca, el aceite se escurrirá hacia el cárter, lo que hará que las paredes de los cilindros, segmentos y pistones queden secas y pueda llegar a producirse óxido. Arrancar la moto unos 5 minutos al mes será suficiente para evitarlo.

Otra parte que se estropea es la transmisión. Si no se usa, la cadena tiene a oxidarse y bloquearse. Para que esto no pase hay que engrasar bien la cadena.

La batería es un elemento que acusa mucho que la moto esté parada. Esto puede hacer que pierda tanto la carga que se quede inutilizable. Si no vamos a usar la moto en mucho tiempo, lo mejor es desconectarla.

Los neumáticos pueden estropearse si están mucho tiempo parados. Lo mejor es hincharlos a un bar más de lo que recomienda el fabricante. Además, los neumáticos caducan y que estando parados también se desgastan, pudiendo aparecer grietas y hacer que pierdan sus propiedades.

Contacta con el Taller Suzuki en Sevilla si tu moto sufre cualquier avería.